¿TE GUSTA MI BLOG? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !

Beber cerveza... y orinar


La cerveza es una de esas bebidas que produce una fuerte necesidad de orinar en poco tiempo.


Además, es evidente que las ganas de orinar que produce esta bebida son mucho mayores que si tomáramos la misma cantidad de agua.


El efecto diurético

La cerveza posee un importante efecto diurético, es decir, hace que se incremente la cantidad de orina formada en los riñones haciendo que aumente la cantidad de agua que se elimina, lo que hace que aparezca con mayor rapidez la necesidad de orinar.

También se puede decir que beber cerveza estimula la diuresis, pues así es como se llama la formación de orina en el riñón.

La orina es un líquido de color amarillento, que se forma en los riñones como consecuencia del filtrado de la sangre, de manera que se retienen aquellas sustancias que deben ser eliminadas, disueltas en agua.

La cantidad de orina que se forma en los riñones depende de diversos factores, principalmente la cantidad de sustancias de desecho que hay que eliminar y también de la cantidad de agua sobrante en la sangre y que debe ser expulsada.
En principio, el agua que se expulsa es la necesaria para disolver los productos que se eliminan, como la urea, el ácido úrico, la bilirrubina, etc. Pero si hay un exceso de agua en el organismo, se aprovecha para expulsarla haciendo que la orina sea más diluida, es decir, contenga una mayor proporción de agua.
Esto está controlado fundamentalmente por la acción de una hormona, la ADH (hormona antidiurética o Vasopresina).

Esta hormona se produce en el Hipotálamo (pequeña parte del encéfalo situada en su base) y se deposita en la Hipófisis, que es la principal glándula endocrina, situada bajo el hipotálamo.

La función de la ADH es estimular la recuperación de agua en el riñón, es decir, reducir la cantidad de agua que se ha de expulsar, de manera que hace que la orina sea más concentrada y, por tanto, tenga un color amarillo más intenso.

File:ADH3.svg
commons.wikimedia.org

De este modo se controla la cantidad de agua de la sangre y todos los líquidos internos, que ha de mantenerse dentro de los límites adecuados para el buen funcionamiento de la
s células.

Quién regula la cantidad de ADH que libera la hipófisis en cada momento es el Sistema Nervioso Autónomo (todo el conjunto de estructuras nerviosas que se encargan de controlar el funcionamiento automático de nuestro cuerpo). Éste hace que se produzca y se envíe hacia los riñones más o menos cantidad de esa hormona, en función de la cantidad de agua presente en los líquidos internos y, en consecuencia, dependiendo de la que puede o debe ser eliminada.

Por tanto, cuando hay que retener agua, se expulsa más ADH, y a la inversa.

El efecto diurético de la cerveza y otras muchas sustancias se debe a que provocan una reducción en la producción de ADH, de manera que disminuye la capacidad de retención de agua en los riñones y se incrementa la cantidad de orina formada. Esto hará que la vejiga se llene más rápidamente y aparezca en poco tiempo la necesidad de orinar.


¿A qué se debe el poder diurético?

El componente de la cerveza responsable de su poderoso efecto diurético es el lúpulo.

El lúpulo (Humulus lupulus) es una planta de la familia de las Cannabaceae, cuyas flores (principalmente las femeninas) eran muy utilizadas en la antigüedad por sus diversas propiedades medicinales (cicatrizante, tónico, depurativo, entre otras).
todosigueigual.files.wordpress.com

Ya desde los inicios de la producción de cerveza, hace muchos siglos, se comprobó que era necesario protegerla de algún modo de las bacterias y hongos que se desarrollaban rápidamente y la estropeaban. Así, se utilizaron diferentes vegetales de efectos desinfectantes, que no acabaron de tener éxito, hasta que finalmente se probó con flores de lúpulo y se comprobó que, además de cumplir con su función de impedir el desarrollo de hongos y bacterias, proporcionaba a la cerveza un cierto amargor que resultaba agradable, ya que contrarrestaba el sabor dulce de la malta (además, como ocurre con otras sustancias amargas, el lúpulo estimula el apetito, lo que también se considera una ventaja).

El lúpulo es una planta dioica, es decir, posee flores masculinas y femeninas. Sus flores femeninas, especialmente, contienen gran variedad de sustancias, principalmente alcaloides, aceites, ácidosy unas resinas fuertemente amargas. Todo este conjunto se denomina lupulina, que es la responsable del sabor amargo de la cerveza.

Además de esto, la lupulina tiene un importante efecto diurético, por lo que es la principal responsable de que la cerveza aumente las ganas de orinar.

A este efecto colabora el alcohol, que también tiene poder diurético, con lo cual los efectos de ambas sustancias se suman y otorgan ese poder diurético tan importante a la cerveza.

Estas mismas sustancias también proporcionan a la cerveza una serie de efectos beneficiosos para la salud (siempre que sea consumida con moderación, lógicamente), como aumentar los niveles de HDL ("colesterol bueno"), retrasar de la menopausia, efectos antioxidantes que retrasan el envejecimiento de los tejidos, etc.


Otras sustancias diuréticas

Hay una serie de sustancias naturales que también tienen un efecto diurético más o menos importante.

Por una parte, todos aquellos alimentos o bebidas que contengan una gran proporción de agua en su composición, lógicamente tendrán efecto diurético, aunque no por actuar sobre la ADH, sino simplemente por incrementar la cantidad de agua en el organismo, del mismo modo que lo hace beber agua.
Destacan en este aspecto muchas frutas, principalmente la sandía, el melón, la naranja, la pera, las uvas, etc. Tal vez la sandía sea la que haga que se acuse en mayor medida este efecto, pero únicamente debido a que cuando comemos esta fruta lo hacemos en mucha mayor cantidad que otras.
Igualmente, ciertas verduras u hortalizas ricas en agua provocan el mismo efecto. Destacan en este aspecto los tomates o los pepinos, que contienen más de un 90% de agua en su composición.

En segundo lugar, aquellos líquidos que contengan cafeína también tienen efecto diurético, ya que esta sustancia actúa, del mismo modo que la lupulina, inhibiendo la acción de la ADH.
Así, el café, el té o el mate tienen poder diurético, porque actúan del mismo modo que la cerveza sobre nuestros riñones, aunque al no contener alcohol, este efecto es algo menos evidente (además, la cantidad de café o té que ingerimos en bastante inferior a la de cerveza).

Tomado de "king-coffee.com"
Hay otros alimentos que favorecen la eliminación de agua por los riñones, como los espárragos o las alcachofas, que contienen también ciertos alcaloides que inhiben la acción de la ADH, aumentando la cantidad de agua en la orina, aunque de forma más suave.


k04.kn3.net

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Ó ÚTIL MI RESPUESTA? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !