Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿TE GUSTA MI BLOG? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !

Maestros del camuflaje




Hay animales o plantas cuyo aspecto engaña...

En artículos anteriores ("colores de advertencia", "cuidado!, soy peligroso") hemos visto en qué consiste el Aposematismo y descrito ejemplos diversos.

En el último ("Los tramposos de la naturaleza") presentamos a algunos "listos", que aparentan ser peligrosos sin serlo. Este fenómeno se denomina Mimetismo batesiano.

Pero existen muchos más tramposos en la naturaleza, es decir, individuos que de un modo u otro engañan a los demás para obtener algún beneficio.


En esta entrada vamos a hablar de los maestros del camuflaje.

El camuflaje realmente se llama MIMETISMO y el mimetismo batesiano, que comentamos en el artículo anterior, es una forma especial de camuflaje.

El mimetismo es una característica que poseen numerosos seres vivos, consistente en asemejarse a otros de su entorno para engañar a los demás y obtener algún tipo de ventaja con ello.

Podrían ponerse cientos de ejemplos de mimetismo de todo tipo, pero repasaremos muy brevemente algunos casos que resultan especialmente llamativos.
Tengamos en cuenta que el mimetismo siempre está reforzado por un comportamiento que favorece el ocultamiento del individuo, bien situándose en los lugares apropiados, manteniéndose inmóvil, etc.
En la mayoría de los casos de camuflaje el individuo se oculta entre hojas, ramas o flores, a veces con una perfección sorprendente.

En primer lugar, los que se camuflan para esconderse de sus posibles agresores...

18Leaf Insect
animals.ekstrax.com

  • Los insectos palo o los insectos hoja, que se incluyen en muy diversos grupos de insectos, que son capaces de imitar la forma y color de ramitas u hojas de ciertas plantas, de manera que resulta prácticamente imposible identificarlos si no se encuentran en movimiento.
  • Hay también numerosas especies de mariposas que asemejan con sus alas flores, hojas verdes u hojarasca, de manera que en los momentos en que están posadas es difícil darse cuenta de que son mariposas.
raisingbutterflies.org
  • Muy llamativas son las orugas que imitan nada menos que excrementos de aves, con tal precisión que es imposible diferenciarlas de los auténticos excrementos de ciertas especies de aves, ya que se sitúan sobre las hojas de tal modo que su inmovilidad colabora al crear el efecto. Una de estas especialistas tan curiosas es la larva de Papilio glaucus, que en la primera fase de su vida asemeja con total perfección un excremento, para ir cambiando su aspecto y acabar presentando manchas en forma de ojos que le dan un aspecto de serpiente, como ocurre con Papilio troilus, ya comentado en el anterior artículo ("Los tramposos de la naturaleza").
  • Las ranas no sólo presentan colores aposemáticos. Hay muchas especies (de hecho, la mayoría) que no son venenosas y deben protegerse de sus depredadores escondiéndose. Por eso, muchas especies de ranas presentan unos colores que resultan bastante parecidos a algas, musgos, etc., como el caso de la foto
Foto de Caters News Agency (iliketowastemytime.com

Por otra parte, están los depredadores que se camuflan para acechar a sus presas...
    wikilinks.fr
    • Son numerosos los animales que se esconden sobre los troncos de los árboles, por tener unas coloraciones que imitan perfectamente los tonos de la corteza. Entre la gran variedad de especies, que van desde insectos o arácnidos hasta reptiles e incluso algunos mamíferos, destacamos el caso de los búhos, que a pesar de ser mayoritariamente de hábitos nocturnos, presentan una coloración en las plumas que les hace invisibles cuando se colocan en ciertos troncos de árboles.
      en.wikipedia.org
    • Los geckos son pequeños lagartos de formas y tamaños muy variables, que se alimentan capturando diversos tipos de insectos. Algunos de ellos presentan una forma y unas tonalidades en su piel que les hacen pasar totalmente inadvertidos cuando se encuentran inmóviles sobre la corteza de un árbol. Un ejemplo muy típico es el dragón de la madera (Uroplatus sikorae), que se hace prácticamente invisible sobre ramas y troncos, mientras espera pacientemente que se acerquen sus presas.
    fragantica.com
    • Entre los insectos, muchas especies de mantis son verdaderas maestras del camuflaje, pues adquieren formas y colores que les permiten confundirse con hojas o flores, al tiempo que adoptan posturas que favorecen ese efecto y permanecen inmóviles acechando. Entre las numerosas especies de mantis que se camuflan entre flores, podemos destacar la llamada mantis orquídea (Hymenopus coronatus), que es una especie que suele aposentarse sobre flores de orquídeas, ya que en determinada posición se hace totalmente invisible y puede capturar insectos que se acerquen a la flor.

    Seguro que a tí, lector, se te están ocurriendo ahora varios ejemplos de mimetismo de un tipo u otro. Bueno, la intención de este post es presentar el concepto y mostrar algunos ejemplos más o menos curiosos.

    Hay otros varios tipos de mimetismo, de los que hablaremos en próximos artículos.
    Por ejemplo, el mimetismo muelleriano, o el mimetismo de función reproductora, que está extraordinariamente bien representado en las orquídeas..., etc.


    Para finalizar, no debemos confundir mimetismo con CRIPSIS, que es algo muy similar (tanto, que la frontera entre ambos es bastante difusa), pero con la diferencia de que se llama así cuando el individuo intenta confundirse con su entorno, para hacerse "invisible" a los demás... pero este será el tema del próximo artículo, muy pronto.


    Los tramposos de la naturaleza

    Hay animales o plantas cuyo aspecto engaña...

    En artículos anteriores ("colores de advertencia", "cuidado!, soy peligroso") hemos visto cómo ciertos animales presentan colores, formas, aspectos, olores o comportamientos que sirven como señales de advertencia para los demás (Aposematismo), de manera que avisan que son peligrosos e intentan evitar un mal encuentro para ambos.
    H.W. Bates
    (es.wikipedia.org)

    Sin embargo, hay una serie de especies que se han aprovechado de esta circunstancia... son los "listos" que hay por todas partes, individuos que presentan colores aposemáticos, diciendo a todo el mundo que son peligrosos... cuando no es cierto

    Esta forma de adaptación tan curiosa e interesante se llama
    "MIMETISMO BATESIANO"...

    Mimetismo porque el individuo imita a otro, intentando ser confundido con él, y batesiano en honor a Henry Walter Bates, científico inglés (contemporáneo de Charles Darwin y A.R. Wallace, con el que compartió alguna expedición) que describió este fenómeno en una serie de especies de mariposas que estudió en el Amazonas.

    Describamos brevemente algunos de los ejemplos más conocidos de "mentirosos batesianos", por curiosos o espectaculares.

      Coral (Micrurus dumerili)
      jorgenfyhr.com
      Serpiente rey (Lampropeltis triangulum)
      Foto: Martin Schmidt
      Coral (Micrurus fulvius)
      en.wikipedia.org
    • Probablemente el más conocido ejemplo de este tipo de mimetismo son las serpientes falsas corales, que se parecen de una forma inquietante a las "verdaderas"corales. Hay varias especies de estas, aunque la más conocida es la Lampropeltis triangulum, vulgarmente llamada serpiente rey o serpiente de Sinaloe. Estos ofidios presentan unas bandas de colores prácticamente iguales a las de las corales, es decir, rojo, negro y amarillo o blanco. La diferencia está en el patrón, es decir, en la situación de cada color. Así, las corales tienen el amarillo o blanco junto al rojo, mientras que las falsas corales siempre tienen negro junto al rojo, nunca amarillo o blanco. Este detalle es fácil de reconocer si uno lo conoce previamente, pero si nos plantamos ante una de estas pequeñas serpientes, siempre nos quedará una duda que nos hará evitar acercarnos (las corales son muy peligrosas). Además, sus posibles depredadores no sabrán distinguir entre una y otra, por lo que el engaño funciona a la perfección y la serpiente rey siempre está a salvo, gracias al veneno de otra.
      Episyrphus balteatus, mosca avispa típica
    • Las moscas-avispa son un grupo de insectos dípteros (es decir, pertenecientes al grupo de las moscas, mosquitos, etc.), en su mayoría incluidos en la familia Syrphydae, que presentan el aspecto de una avispa. Así, adoptando la forma y aspecto de un animal peligroso, como las avispas, se protegen ante sus depredadores. Realmente, en un primer vistazo parecen avispas, pero si observamos con un poco de detenimiento comprobaremos que solo tienen un par de alas, como corresponde al grupo al que pertenecen (Diptera), mientras que las avispas tienen 4 (aunque frecuentemente aparecen tan juntas las alas de cada lado del cuerpo que parecen estar unidas formando una única ala). Además, en estas moscas no hay una clara diferenciación entre tórax y abdomen, sus antenas son diferentes y más cortas y sus ojos mucho más grandes que los de una avispa.  En todo caso, resulta complicado para cualquier posible depredador determinar si uno de estos individuos es una avispa o no, con lo cual buscará otra fuente de alimento.
      Mariposa monarca (waza.org)
    • Entre las mariposas son bastante frecuentes los casos de este tipo de mimetismo (ya se dijo antes que Bates describió el fenómeno en mariposas). Sirva como ejemplo un grupo bastante conocido, como son las "mariposas monarca", pertenecientes al género Danaus (familia Nymphalidae). Esta presentan unos patrones de coloración aposemática muy característicos, generalmente anaranjados y negros, combinación bastante habitual en la naturaleza y que avisa a los posibles depredadores que estos insectos tienen muy mal sabor y son tóxicos, por lo que resultan incomestibles. Pues bien, existen varias especies de mariposas de diferentes géneros y familias que imitan estos patrones de color, entre las cuales destaca la "mariposa virrey" (Limenitis archippus) que es difícil de distinguir de la monarca, por lo que está muy protegida ante el ataque de los insectivoros, a pesar de ser comestible. Hay también otras especies en las que aparecen ocasionalmente hembras de coloraciones similares, como ocurre con las Papilio dardanus, de manera que estos ejemplares tendrán una mayor probabilidad de sobrevivir y reproducirse.
      Papilio dardanus (Mocker swallowtail)
      Papilio dardanus (biodiversityexplorer.org)
      Limenitis archippus (naba.org)
    duendevisual.wordpress.com
    • El pulpo Thaumoctopus mimicus es un auténtico artista del engaño. Hasta tal punto es así que su nombre vulgar es pulpo mimético y se trata de una especie descubierta para la ciencia de forma bastante reciente. Su habilidad en el engaño es tal, que es capaz de adoptar una forma y colores que le mimetizan con diferentes animales peligrosos. Esto resulta aún más sorprendente si pensamos que cuando se siente amenazado, el aspecto que adopta es siempre aquél que mayor efecto puede tener sobre el posible agresor. Es decir, parece saber cuál es el disfraz más eficaz en cada momento, tomando el aspecto del animal que más asusta a su posible depredador. Así, puede adoptar el aspecto de una serpiente marina o de un pez escorpión, una platija, una estrella de mar o una raya.

    Papilio troilus - Spicebush Swallowtail
    Foto: Samuel Jaffe - 2010 (en pbase.com)
    • Hay otro individuo absolutamente increíble: se trata del caso más divertido entre las orugas con colores de advertencia, las de la especie de mariposa Papilio troilus, que adquieren un llamativo color naranja o verde, pero con el detalle curioso de que presentan unas manchas tan bien distribuidas que la indefensa oruga parece una serpiente bastante peligrosa, lo que hace desistir a sus depredadores. Desde luego este ejemplo es espectacular por la forma tan prefecta en que las manchas de la oruga imita la cara y los ojos de otro animal, dando la sensación de ser más grande y peligroso.

    • El último ejemplo es verdaderamente curioso, porque nos muestra un individuo que ha adaptado no sólo su coloración para parecer tóxico y no ser devorado, sino que ha desarrollado un comportamiento destinado a mostrar a sus posibles depredadores esos colores, por si acaso estos no los vieran bien. Se trata del sapo de vientre amarillo (Bombina variegata), un tipo de sapo típico de centroeuropa que, como su nombre indica, muestra unas coloraciones aposemáticas muy características en el vientre... El problema es que en condiciones normales éstas no resultan muy visibles para los posibles depredadores que se acerquen (serpientes acuáticas fundamentalmente). Por eso, cuando se ve en peligro, debe adoptar una postura que le permita enseñar a la serpiente que es venenoso, igual que una salamandra, y que no debe comerlo. Este truco funciona siempre, de manera que este tipo de sapo se encuentra a salvo de depredadores.
    Por cierto, que esta postura defensiva, que también suelen presentar otros anfibios, como salamandras y tritones, consistente en arquear su cuerpo de manera que sus colores aposemáticos sean bien visibles cuando se acerca un depredador, recibe el nombre de "Unkenreflex". Este nombre procede del alemán "unken", que es como se llama en ese país a los sapos de panza amarilla (o naranja), del género Bombina. Reflex es debido a que se trata de un acto reflejo, que el animal ejecuta siempre que se vea en peligro.
    Sapo de panza amarilla mostrando sus colores aposemáticos
    (amiralles.com)
    .



    ¿Cuántos cromosomas tiene...?


    Los seres humanos tenemos en cada una de nuestras células 46 cromosomas (o más correctamente, 23 parejas).
    ocf.berkeley.edu

    Pero, ¿cuántos tiene un perro, un gato, una ballena, una orquídea o un escarabajo...?

    En los seres vivos, el número de cromosomas es uno de los rasgos característicos de cada especie... pero vayamos poco a poco.

    El ADN es el material genético de los seres vivos, es decir, la molécula responsable de todos los caracteres de cada ser vivo y de su funcionamiento (ver el artículo "¿Qué es el ADN?").

    El ADN se encuentra formando unas estructuras, que son sólo visibles cuando la célula se reproduce, denominadas cromosomas, de manera que cada molécula de ADN (formada por dos finísimos hilos enrollados entre sí) da lugar a un cromosoma.

    ohscience.tumblr.com
    Este material tan importante lo poseemos en cada una de nuestras células, de modo que así éstas contienen en su interior toda la información necesaria para realizar su actividad vital. Todos esos finos hilillos están recogidos en el interior del núcleo, una estructura de la célula que siempre se observa más oscura que el resto.

    En consecuencia, cada una de las células de un ser humano, por ejemplo, contiene en el interior de su núcleo todo el material genético, es decir, todas las moléculas de ADN propias de la especie, que son 23 repetidas (aunque no exactamente), es decir, 46.
    Por tanto, en cada uno de los tres núcleos que vemos en la foto hay 46 cromosomas (en el momento de tomar la foto estaban totalmente desenrollados formando una maraña).

    Bien, pues se dice que el número cromosómico de los humanos es 46.

    Este número no está relacionado con la complejidad de la especie ni con ninguna otra característica conocida, ya que existen en la naturaleza números de lo más dispares y que sorprenden si uno piensa que debe existir relación con el tamaño, etc.

    Veamos algunos ejemplos que confirman esta afirmación:

    • Una vaca tiene 60 y una paloma 80
    • El perro, 78 y el gato, 38
    • Una mosca, 12 y un ratón, 40
    • Algunas mariposas pueden llegar tener un nº muy alto (se han registrado valores superiores a 300)
    • Una planta de lechuga tiene 18 y el trigo, 42
    • La balleza azul, 44 y el cangrejo ermitaño, 254
    • El tomate, 24 y ciertas patatas, 48
    • Un elefante, 56 y ciertos pececillos de acuario, 94
    • Una araña casera, 43 y un gusano de seda, 20
    • Una rana, 26 y un galápago, 50
    • Un manzano, 34 y cierto tipo de alga (Euglena), 200
    • Una carpa, 104 y la cola de caballo (un tipo de helecho), 216


    intrabiodev.obs-vlfr.fr
    ¿Qué especies tienen más cromosomas?

    La especie que mayor número de cromosomas posee es curiosamente un ser vivo unicelular, un protozoo marino del grupo de los radiolarios, llamado Aulacantha scolymantha, que contiene en su núcleo nada menos que 1600 moléculas de ADN, es decir, cromosomas diferentes (!).


    Ophioglossaceae Ophioglossum reticulatum
    phytoimages.siu.edu
    Entre las plantas, también existen especies con numerosos cromosomas, sobre todo algunas primitivas, como los helechos.
    En concreto, hay una serie de especies de pteridofitas (helecho), pertenecientes al género Ophioglossum, vulgarmente llamadas lenguas de serpiente, cuyas dotaciones cromosómicas llegan a ser muy elevadas en algunos casos, llegando hasta 1260 cromosomas en el caso de Ophioglossum reticulatum, que es el récord absoluto de todos los organismos pluricelulares.


    Los animales presentan número cromosómicos más modestos en su mayoría, como hemos visto en los ejemplos anteriores.
    File:Common grass blue.jpg
    en.wikimedia.org
    Cabe destacar ciertas especies de insectos, crustáceos e incluso peces, que poseen números especialmente elevados.

    Así, alguna especie de langostino (crustáceos decápodos pertenecientes a varios géneros) llega hasta los 254, igual que alguna especie de cangrejo ermitaño (también decápodos, del grupo de los paguroideos).


    También hay varios insectos con elevadas dotaciones cromosómicas, principalmente mariposas, entre las que destaca Agrodiaetus shahrami, que posee 268 cromosomas.
    File:Tympanoctomys barrerae.jpg
    commons.wikimedia.org


    Entre los mamíferos, destaca en este aspecto un roedor, la rata vizcacha colorada, Tympanoctomis barrerae, cuyas células contienen nada menos que 102 cromosomas.




    ... ¿Y cuáles menos?

    Si nos vamos al otro extremo, es lógico pensar que el menor número de cromosomas es de sólo uno.
    Jumping jack ant - Myrmecia pilosula
    bugblitz.com.au

    Todas las bacterias tienen un único cromosoma, si es que así puede llamarse, y que, además, ni siquiera se encuentra incluido en el interior de un núcleo (son células procariotas). Es decir, todas las células procariotas, incluidas dentro del reino Monera, tienen un solo cromosoma.

    Pero hay un animal que sólo tiene un cromosoma, se trata de las obreras de una especie de hormiga, la Myrmecia pilosula, una hormiga que, por cierto, es muy agresiva y gracias a sus enormes mandíbulas y el veneno que inyectan, producen unas mordeduras muy dolorosas.

    CelegansGoldsteinLabUNC.jpg
    en.wikipedia.org
    Llama la atención el hecho de que otras especies de hormigas pueden llegar a tener un número cromosómico muy elevado, como sucede con la Dinoponera lucida, que posee 120 cromosomas.


    Hay algunas especies conocidas con dos cromosomas, especialmente de nemátodos, como un tipo de lombriz intestinal, Ascaris megalocephala variedad univalens.


    ¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Ó ÚTIL MI RESPUESTA? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !